1992-2012 Chalino Sánchez

En estas semanas he notado que mucha gente llega al blog en busca de información sobre Chalino.  Este año se cumplen dos décadas del intento de asesinato en Coachella y de su muerte en Culiacán.  A continuación vuelvo a postear las entradas que he dedicado a Chalino.  Luego iré agregando más información conforme nos acerquemos a su aniversario luctuoso en mayo. La información viene de “El mito del Pela Vacas, Chalino Sánchez” que es el capítulo cinco de mi libro Cantar a los narcos: voces y versos del narcocorrido

http://www.editorialplaneta.com.mx/descripcion_libro/7876

***********

UN POQUITO DE CHALINO

September 12, 2008

UN POQUITO DE CHALINO
Todos los estudiosos del fenómeno de Chalino Sánchez están de acuerdo en que el episodio que incrementó su popularidad (en vida) hasta proporciones míticas fue el llamado incidente de Coachella, California cuando se reportó que en una presentación en el restaurante y centro nocturno Plaza los Arcos un individuo había intentado matarlo. Chalino, a su vez, sacó su pistola y repelió el ataque. El tiroteo resultó en un joven muerto y diez heridos, incluyendo el propio Chalino, Ignacio Hernández uno de sus músicos así como el agresor. El suceso acrecentó la fama de Sánchez. Para sus seguidores él no solamente escribía de la vida peligrosa sino que la vivía. Lo suyo no era pose sino una realidad. Coachella es, en efecto, clave para entender la popularidad del fenómeno Chalino.
El primer autor que estudió seriamente el tema de Chalino fue el periodista norteamericano Sam Quinones. En su texto de dos partes “Sing now, die later: The ballad of Chalino Sánchez” explora por primera vez el impacto cultural creado por Sánchez.1 Con gran agudeza Quinones pudo ver que en el Sur de California se estaba llevando a cabo una revolución cultural. Estos textos, que fueron la base para el capítulo “The ballad of Chalino Sánchez” de su libro True Tales From Another Mexico, son piezas claves de las cuales muchos hemos abrevado.2 Pero esta dependencia en la investigación de Quinones ha acarreado también algunas imprecisiones. En el caso del incidente de Coachella creo que la fecha equivocada que tanto se repite (20 de enero) se origina aquí. Si bien ninguna nota periodística de las que leí específica si Sánchez era un artista que frecuentaba la región, el diario local de Coachella, el Desert Sun del 26 de enero se refiere a él como un artista mexicano bien conocido (“a well known mexican enterteiner”).
El atentado contra la vida de Chalino en realidad ocurrió en los últimos minutos del viernes 24 de enero de 1992. Los reportes policiacos estipulan que los oficiales Encinas, Ramírez y Singleterry respondieron a una llamada de auxilio aproximadamente a las 11:55 pm. La llamada procedía de Plaza Los Arcos, un restaurante de la localidad que funcionaba los fines de semana como centro de espectáculos presentando por lo general cantantes folclóricos. El tiroteo tuvo gran repercusión mediática siendo la principal un reporte en el noticiero de la cadena televisiva norteamericana ABC. Por su parte, localmente las notas periodísticas del diario The Desert Sun reportarán el incidente el día 26 con el siguiente encabezado “Balacera en club nocturno mata a uno” (Night Club Shooting kills one). La nota, que anuncia diez heridos transcribe el testimonio de Raúl Aceves de 19 años, cliente del lugar y amigo de la única víctima fatal. Aceves describió que el agresor (quien posteriormente sería identificado como Edward Gallegos) “nomás sacó la pistola y le disparó a Sánchez.”3 Otra nota del mismo periódico publicada al día siguiente anuncia que dos de los heridos continúan en condición crítica: el propio Sánchez y su atacante Edward Gallegos.
En este momento la policía aun trataba de recabar testimonios y decía estar en busca de las dos armas usadas en el atentado; la pistola calibre .25 milímetros de Gallegos y la .10 milímetros de Sánchez. Uno de los investigadores del caso, el teniente Joe Murillo, declaró al periódico que ellos creían que algunas personas habían tratado de maniatar a Gallegos, que éste habría seguido disparando hasta que alguien le quitó el arma, le disparó en la boca y pateó en repetidas ocasiones (otras personas testificaron posteriormente que fueron varios los que patearon en el suelo a Gallegos). El teniente Murillo finalizó diciendo que la misma persona que balaceó a Gallegos tomó la pistola y huyó. La nota del martes 28 anunciaba que la policía continuaba sin conocer el motivo del mortal tiroteo.4 El reportero narraba que Gallegos y Sánchez se recuperaban satisfactoriamente y que su condición había variado de crítica a sería. El primero estaba recibiendo tratamiento por la herida en la boca y los golpes de los parroquianos mientras que Sánchez por las heridas de dos impactos de bala en pecho.5 Posteriores declaraciones hablarán de una sola herida en el hombro derecho. Todos los documentos del proceso que consulté se refieren a la herida de Sánchez en singular, una herida en el hombro, pero podría tratarse de un error porque en muchas otras ocasiones en diversos medios se siguen refiriendo a dos heridas.

NOTAS
1- Quinones, Sam. “Sing Now, Die Later: The Ballad of Chalino Sanchez.” LA Weekly, 29 de julio, 1998.
2- Una gran cantidad de lo escrito sobre Chalino tan sólo repite lo que Quinones escribió, muchas veces sin dar el mínimo crédito.
3-En una declaración de 21 puntos tomada el 15 de noviembre del 2001 como parte de su última apelación, en el punto 14 Gallegos menciona el testimonio de Aceves diciendo que éste posteriormente había declarado sentir remordimiento por su testimonio porque -según Gallegos – no fue verdadero.
4-Desert Sun del 28 de enero de 1992.
5- Desert Sun del 28 de enero de 1992.

Supuestamente la agresión se habría dado porque Chalino no interpretaba este corrido que Gallegos le pedía.

OTRO POQUITO DE CHALINO (VERDAD Y LEYENDA SOBRE EL TIROTEO DE COACHELLA).

October 27, 2008

OTRO POQUITO DE CHALINO (VERDAD Y LEYENDA SOBRE EL TIROTEO DE COACHELLA).

Hay mucho folclore y leyenda acerca del tiroteo de Coachella. Para algunos Edward Gallegos habría sido un asesino a sueldo de algún cartel de narcotraficantes, alguien comisionado para matar (o al menos para amedrentar) a Chalino, mientras que para otros sólo se trataba de un faceto drogado. En el 2004 el video documental Chalino Sánchez, una vida de Peligros aumentará el desconcierto al declarar que Gallegos había muerto la noche del tiroteo golpeado por personas del público. 1 La confusión que rodea a la figura de Gallegos comienza desde su mismo nombre y origen. Si bien la prensa y documentos oficiales de la corte californiana se refieren a él como Edward Gallegos en realidad éste es el apellido materno siendo Alvarado el paterno. También, a pesar de que en los documentos oficiales se le llama Edward lo más probable es que su nombre sea Eduardo porque así firma él varios documentos.
De acuerdo a documentos oficiales Edward (o Eduardo) era al momento de su arresto un hombre de 33 años, tan sólo un par de años mayor que Sánchez. Su “Ficha de historia social”, un documento que forma parte de su expediente procesal, declara que su fecha de nacimiento es el 16 de agosto de 1958, que su altura es de aproximadamente 1.70 metros y su peso unos 70 kilos, con ojos y pelo castaño. Su lugar de nacimiento se anota como México sin especificar ciudad, o estado. El documento señala además que tenía residencia en los Estados Unidos a partir de 1974. En esta ficha lo único que se dice es que no contaba con la ciudadanía norteamericana, si bien en otros documentos se especifica que Gallegos estaba en Estados Unidos en calidad de indocumentado. La sección asignada para anotar la filiación con alguna pandilla permanece vacía por lo que se entiende que no se le reconoce como miembro de algún grupo delictivo organizado. El documento asegura que Gallegos había residido en la región (el condado de Riverside en California) desde 1974, año en que se radicó en los Estados Unidos. Cuando Gallegos emigró a los Estados Unidos contaba con 16 años de edad. Desconozco si asistió a la escuela en los Estados Unidos pero en alguna ocasión declaró tener una educación de primaria incompleta. Al parecer su dominio del inglés era muy deficiente porque a lo largo de su proceso se quejaría de que no comprendía lo que estaba pasando (a pesar de la ayuda de varios traductores) y de que sus abogados no hablaban español. Algunos de estos datos son de particular importancia para desmontar las teorías conspiracionistas que lo describen como un asesino a sueldo mandado desde Sinaloa para matar a Chalino.

1. Chalino Sánchez: una vida de peligros. Dir. Henry Zakka, 2204. Por otra parte, Ignacio “Nacho” Hernández dice que fue un amigo de ellos el que lo golpeó derribándolo y luego fue pateado por varios pero sobrevivió y fue sentenciado a más de 15 años de prisión. “Elijah Wald – Ignacio ‘Nacho’ Hernández interview.” Página web consultada el 3 de junio de 2006.

Aniversario luctuoso de Chalino Sánchez

May 17, 2011

Aniversario luctuoso de Chalino Sánchez

En mayo de 1992 le ofrecieron un contrato atractivo (unos veinte mil dólares según diría Ignacio Hernández) para que cantara en Sinaloa .[1]  Chalino decidió ir a pesar de que algunas personas le aconsejaban no hacerlo por temor a que algo le pudiera suceder.  Su última presentación en Los Ángeles fue el diez de mayo de 1992 en El Farallón. Emilio Franco, dueño del lugar, le sugirió que no fuera a Sinaloa y le ofreció que a su regreso le tendría de regalo un chaleco a prueba de balas.[2] El presidente de Balboa Records (Musart), Valentín Velasco, afirma que él también le pidió que no viajara a México pues se decía que se la tenían sentenciada. De igual manera Marisela Vallejo describe los días previos al viaje de Chalino a Culiacán como llenos de inquietud a causa de algunas llamadas telefónicas previniendo a su esposo, aconsejándole que se desistiera de su viaje.[3]  

Unos cuantos días después se comprobó que sus preocupaciones no eran en vano.  El 16 de mayo de 1992 Sánchez fue asesinado en Culiacán, Sinaloa. La noche del 15 de mayo cantó en el salón Las Bugambilias.  De acuerdo a Sam Quinones, al terminar su presentación Chalino, su hermano y unos amigos se subieron a un carro Grand Marquis y poco después fueron detenidos en la glorieta Cuahutémoc por hombres vestidos de agentes federales. Chalino les ofreció dinero para que los dejaran ir, pero no aceptaron.  Después subieron a Chalino y su hermano en una camioneta Suburban y se los llevaron. Pensando en salvar la vida de su hermano, Chalino les dijo que lo dejaran ir diciendo que apenas lo había conocido hacía un rato.  Los sujetos detuvieron la camioneta a la orilla de la carretera y bajaron al hermano, llevándose sólo a Chalino.[4]

Aun cuando hay algunas divergencias, las versiones en los periódicos sinaloenses de los días posteriores al homicidio son muy parecidas a lo contado por Quinones.  La mayor diferencia estriba particularmente en la intervención del hermano de Chalino. El Debate del 17 de Mayo de 1992 cuenta que al terminar su actuación, después de las doce de la noche, Chalino Sánchez y tres jóvenes mujeres partieron en una camioneta Ford 1992 color verde.  No menciona la presencia de ningún hermano, pero sí cita un reporte de la policía que asegura que Sánchez se les habría perdido a sus guardaespaldas y que fue a divertirse a un centro nocturno ubicado en el boulevar Emiliano Zapata.  La nota continúa diciendo que aproximadamente a las dos de la madrugada al circular por el boulevar Madero llegando a la glorieta Cuauhtémoc, un Tsuru blanco y una Suburban color oscuro con una torreta roja tipo policía interceptó la camioneta Ford.  Una de las jóvenes declaró que varios individuos armados que se identificaron como policías descendieron del Tsuru y obligaron a Sánchez a subir al auto para luego irse por la carretera internacional rumbo al norte, seguidos por la Suburban.  Mientras Chalino era secuestrado, la muchacha manejó la camioneta a dar aviso de lo sucedido a la familia del cantante.

 Si bien en ningún momento los ubica en la escena del crimen,  El Debate anota que dos hermanos de Chalino se encontraban desaparecidos. Le atribuía la versión a la policía judicial del Estado pero se anotaba que la información no había sido confirmada por la familia Sánchez Félix. Lo que no decía la nota era si había una correlación entre los hechos, es decir, no se afirmaba (ni negaba) que los hermanos hubieran sido secuestrados junto con Chalino, secuestrados en una acción aparte o si se encontraban escondidos por temor a que les pasara algo.  El licenciado Luis Salcedo, agente primero del Ministerio Público del Fuero Común, manifestó en la misma nota de El Debate que el intérprete fue asesinado entre las cuatro y las ocho de la mañana, hora en que dos campesinos descubrieron el cadáver en el camino de terracería que bordea el canal de riego cercano al poblado “La Presita”, siete kilómetros al norte de Culiacán.[5] El cadáver, vendado de los ojos, presentaba dos heridas de bala en la nuca con orificios de salida en la frente. En el lugar se encontraron, empero, cuatro casquillos percutidos.


[1] “Elijah Wald – Ignacio ‘Nacho’ Hernández interview.” Página web consultada el 3 de mayo  de 2010.  <http://www.elijahwald.com/nhernan.html>.

[2] Chalino Sánchez: una vida de peligros. Dir. Henry Zakka, 2204.

[3] Chalino Sánchez: una vida de peligros.  Dir. Henry Zakka, 2204.

[4] Sam Quinones. True Tales from Another Mexico: The Lynch Mob, the Popsicle Kings, Chalino, and the Bronx. Albuquerque: University of New Mexico Press, 2001.

[5] El Debate del 17 de mayo de 1992, p. 40 A.

One comment

  1. Admiror · · Reply

    Era tan valiente , que tubieron que matarlo por la nuca y no por delante. Parece que no se atrevieron a mirarle a los ojos. Bueno así actúan los asesinos, cualquiera es valiente con una pistola y un reo con los ojos vendados y de espaldas,a lo cobarde !!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: