Caro Quintero y la narcocultura en Mexico

El narcotráfico y sus producciones culturales han existido en México desde al menos las primeras décadas del siglo pasado. El primer corrido con temática de narcóticos y narcotraficantes que he documentado data del inicio de la década de 1930. A partir de ahí se han grabado muchos miles de corridos que tratan estos temas. El corrido, como reflejo de las sociedades que lo producen, obviamente, no ha permanecido estático.

I

Hay varias etapas en la resignificación del corrido de narcotráfico y narcotraficantes. Sin embargo, considero que el caso de Rafael Caro Quintero, al mediar la década de los ochenta, fue el catalizador que inició el cambio epistemológico que precipitaría el corrido de narcóticos y narcotraficantes a su vertiente de narcocorrido “duro”. Esta evolución consiste en el desplazamiento del individuo protagonista de una aventura como centro del corrido, al medio ambiente festivo y celebratorio que rodea el tráfico de estupefacientes. Es decir, el corrido de narcotráfico se fue convirtiendo en narcocorrido en la medida en que la temática pasó de ser el narcotráfico, sus peligros y aventuras para convertirse en una canción que enfatiza la vida suntuosa y placentera del narcotraficante. El capital simbólico del héroe del corrido había sido tradicionalmente la valentía por sobre todas las demás virtudes. Ahora, el tener dinero y gastarlo a manos llenas se ha convertido en la nueva medida de heroicidad en una sociedad cada vez más empobrecida.

Comprender el affaire Caro Quintero-Camarena es basal para tratar de entender cómo (y por qué) evolucionó en el tejido mental de la sociedad mexicana esta nueva noción de (anti)heroicidad, pues ahí, repito, radica precisamente la clave del surgimiento y proliferación del narcocorrido “duro”, así como de su permanencia en el gusto popular. En 1985 Rafael Caro Quintero fue acusado y preso por el secuestro y asesinato de Enrique Kiki Camarena, un agente encubierto de la DEA (la Agencia Antidrogas Estadounidense). El Greñas, apodo de Caro Quintero, casi de inmediato se convirtió en un verdadero héroe en medio de una vorágine de emociones encontradas, de acciones nacionalistas, xenofóbicas y de reacciones oficiales y populares ante la acumulación (y distribución) del capital reunido por este joven empresario, quien supuestamente declaró que si lo dejaban “trabajar” dos años sin que le molestaran sus cultivos de marihuana, ni sus demás negocios, se comprometía a pagar la deuda externa mexicana. Si bien posteriormente el capo sinaloense negaría haber hecho tal declaración, la verdad es que no resulta tan importante si lo dijo o no, sino que buena parte de la población lo creyó posible y, más aún, deseable. La imagen heroica de Caro Quintero se diseminaba tanto en charlas de café como en los múltiples corridos que en su honor se compusieron. La supuesta oferta se repetía y comentaba en conversaciones, e incluso se llegaría a cantar en corridos como “La captura de Quintero”:

Y sí lo dije, es cierto.
De la deuda al extranjero
si el gobierno me permite
yo pago todo el dinero.

Todo lo anterior sucedía mientras México atravesaba por la que ha sido considerada por muchos una de las peores crisis en la historia económica de un país que se despertaba cada mañana con encabezados deprimentes de los diarios donde abundaban conceptos como “deuda externa”, “devaluación” e “inflación”, y cuyos tabuladores económicos se disparaban en este último rubro llegando al 100 por ciento de inflación. Asimismo, se volvió pasatiempo nacional calcular cómo se repartía la deuda externa por habitante, es decir, cuánto le correspondía pagar a cada uno, incluyendo los niños y aun los que estaban por nacer.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: