Aniversario luctuoso Chalino Sánchez 1992-2015

Aniversario luctuoso Chalino Sánchez 1992-2015

Vuelvo a subir este comentario que publiqué en el vigésimo aniversario

El tiroteo de Coachella se había reportado magnificado y mitologizado en México, particularmente en Sinaloa. En esas fechas sus discos registraban muy altas ventas en su tierra natal y lógicamente querían escucharlo en vivo.  En mayo de 1992 le ofrecieron un contrato atractivo (unos veinte mil dólares según diría Ignacio Hernández) para que cantara en Sinaloa .[i]  Chalino decidió ir a pesar de que algunas personas le aconsejaban no hacerlo por temor a que algo le pudiera suceder.  Su última presentación en Los Ángeles fue el diez de mayo de 1992 en El Farallón. Emilio Franco, dueño del lugar, le sugirió que no fuera a Sinaloa y le ofreció que a su regreso le tendría de regalo un chaleco a prueba de balas.[ii] El presidente de Balboa Records (Musart), Valentín Velasco, afirma que él también le pidió que no viajara a México pues se decía que se la tenían sentenciada. De igual manera Marisela Vallejo describe los días previos al viaje de Chalino a Culiacán como llenos de inquietud a causa de algunas llamadas telefónicas previniendo a su esposo, aconsejándole que se desistiera de su viaje.[iii]

Unos cuantos días después se comprobó que sus preocupaciones no eran en vano.  El 16 de mayo de 1992 Sánchez fue asesinado en Culiacán, Sinaloa. La noche del 15 de mayo cantó en el salón Las Bugambilias.  De acuerdo a Quinones, al terminar su presentación Chalino, su hermano y unos amigos se subieron a un carro Grand Marquis y poco después fueron detenidos en la glorieta Cuahutémoc por hombres vestidos de agentes federales. Chalino les ofreció dinero para que los dejaran ir, pero no aceptaron.  Después subieron a Chalino y su hermano en una camioneta Suburban y se los llevaron. Pensando en salvar la vida de su hermano, Chalino les dijo que lo dejaran ir diciendo que apenas lo había conocido hacía un rato.  Los sujetos detuvieron la camioneta a la orilla de la carretera y bajaron al hermano, llevándose sólo a Chalino.[iv]

Aun cuando hay algunas divergencias, las versiones en los periódicos sinaloenses de los días posteriores al homicidio son muy parecidas a lo contado por Quinones.  La mayor diferencia estriba particularmente en la intervención del hermano de Chalino. El Debate del 17 de Mayo de 1992 cuenta que al terminar su actuación, después de las doce de la noche, Chalino Sánchez y tres jóvenes mujeres partieron en una camioneta Ford 1992 color verde.  No menciona la presencia de ningún hermano, pero sí cita un reporte de la policía que asegura que Sánchez se les habría perdido a sus guardaespaldas y que fue a divertirse a un centro nocturno ubicado en el boulevar Emiliano Zapata.  La nota continúa diciendo que aproximadamente a las dos de la madrugada al circular por el boulevar Madero llegando a la glorieta Cuauhtémoc, un Tsuru blanco y una Suburban color oscuro con una torreta roja tipo policía interceptó la camioneta Ford.  Una de las jóvenes declaró que varios individuos armados que se identificaron como policías descendieron del Tsuru y obligaron a Chalino Sánchez a subir al auto para luego irse por la carretera internacional rumbo al norte, seguidos por la Suburban.  Mientras Chalino era secuestrado, la muchacha manejó la camioneta a dar aviso de lo sucedido a la familia de Chalino.

Si bien en ningún momento los ubica en la escena del crimen,  El Debate anota que dos hermanos de Chalino se encontraban desaparecidos. Le atribuía la versión a la policía judicial del Estado pero se anotaba que la información no había sido confirmada por la familia Sánchez Félix. Lo que no decía la nota era si había una correlación entre los hechos, es decir, no se afirmaba (ni negaba) que los hermanos hubieran sido secuestrados junto con Chalino, secuestrados en una acción aparte o si se encontraban escondidos por temor a que les pasara algo.  El licenciado Luis Salcedo, agente primero del Ministerio Público del Fuero Común, manifestó en la misma nota de El Debate que el intérprete fue asesinado entre las cuatro y las ocho de la mañana, hora en que dos campesinos descubrieron el cadáver en el camino de terracería que bordea el canal de riego cercano al poblado “La Presita”, siete kilómetros al norte de Culiacán.[v] El cadáver, vendado de los ojos, presentaba dos heridas de bala en la nuca con orificios de salida en la frente. En el lugar se encontraron, empero, cuatro casquillos percutidos. El periódico señala que los secuestradores primero lo habrían llevado ante “alguien de interés.”  Esa persona de interés queda en el anonimato pero es lógico suponer que se tratara de la persona que lo mandó secuestrar y posteriormente matar.

[i] “Elijah Wald – Ignacio ‘Nacho’ Hernández interview.” Página web consultada el 3 de mayo  de 2010.  <http://www.elijahwald.com/nhernan.html>.

[ii] Chalino Sánchez: una vida de peligros. Dir. Henry Zakka, 2204.

[iii] Chalino Sánchez: una vida de peligros.  Dir. Henry Zakka, 2204.

[iv] Sam Quinones. True Tales from Another Mexico: The Lynch Mob, the Popsicle Kings, Chalino, and the Bronx. Albuquerque: University of New Mexico Press, 2001.

[v] El Debate del 17 de mayo de 1992, p. 40 A.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: